10 razones para cambiar de asesor

Diez razones para cambiar de asesoría

Las razones para cambiar de asesor

Si trabajas como autónomo o has constituido una empresa, son varias las razones por las que puedes querer cambiar de asesoría fiscal, contable y laboral.

A continuación, comentaremos las más relevantes a la hora de plantearse cambiar de asesor.

¿Cuándo es el mejor momento?

No hay unos plazos para realizar el cambio (salvo que exista un contrato de permanencia con tu actual asesoría), por lo que puedes cambiar de asesor en cualquier momento.

Si bien, es cierto que dentro del año hay periodos más idóneos atendiendo al calendario fiscal, siendo a primeros de año el mejor momento, ya que empieza un nuevo año fiscal y así todas las cuentas e impuestos del ejercicio los gestionará un mismo asesor, lo que facilita tanto la transición, como la gestión.

¿Por qué cambiar de asesor?

Las razones para cambiar de asesoría pueden ser muchas. Cada persona tiene las suyas propias, ya sea porque los servicios que te ofrece actualmente tu asesoría actual sean limitados, por problemas de comunicación o por cualquier otra incidencia que haya podido repercutir negativamente en tu empresa o negocio.

Diez razones para cambiar de asesoría fiscal, contable y laboral Clic para tuitear

La decisión de cambiar de asesor no debe ser traumática ni ofrecer complicaciones para ti, ya que la nueva asesoría se encargará de ponerse en contacto directamente con la antigua y se responsabilizará de tramitar todo el traspaso, de forma que no tengas que preocuparte por nada.

En la siguiente infografía te mostramos diez razones principales para cambiar de asesoría.

Diez razones para cambiar de asesor infografía

Fuente: elaboración propia

¿Qué te parece? ¿Consideras que son razones suficientes para cambiar de asesoría?

Si no estás satisfecho con tu asesoría actual, lo mejor será que te plantees un cambio y busques un servicio de asesoramiento integral que cumpla con tus expectativas.

Recuerda que el asesor, no sólo debe ser la persona que se encargará de presentar tus declaraciones fiscales en la Agencia Tributaria, sino también, una persona de confianza en tu negocio y en tus gestiones personales.

¿Qué debes tener en cuenta al elegir una nueva asesoría?

Una vez que ya has decidido finalizar tu relación contractual con tu asesor, comenzará el proceso de elección de tu nueva asesoría.

Lo más importante es que el nuevo asesor dé muestras de profesionalidad, te transmita seguridad, ofrezca un buen trato y predisposición, así como que realice su gestión con total transparencia siempre a unos precios competitivos y ajustados a tus necesidades.

Te recomendamos que valores la posibilidad de contratar los servicios de asesoramiento y gestión de tu contabilidad a través de una asesoría online. De esta manera, podrás beneficiarte de las siguientes ventajas:

  • La asesoría online aporta mayor comodidad, ya que el asesoramiento lo puedes obtener por diversas vías: mediante correo electrónico, por teléfono, vía chat o videoconferencia.
  • Tomas el control de tus operaciones, accediendo online a toda tu información contable y fiscal.
  • Te proporciona seguridad, puesto que toda la documentación permanence en tu poder, evitando que se produzcan pérdidas o extravíos.
  • Disfrutas de una disponibilidad horaria total, pudiendo hacer uso de la plataforma siempre que quieras, 24 horas al día, 365 días al año. Evitarás citas y reuniones o tener que coordinarte con asesores.
  • Con la asesoría online, ahorras dinero, ya que resulta más económica que la asesoría tradicional.
  • Evitas desplazamientos a tu asesoría, ahorrándote gastos de combustible y parking, entre otros.
  • Reduces el tiempo de respuesta, pudiendo obtener información en tiempo real, lo cual te permitirá efectuar una mejor toma de decisiones sobre tu negocio o empresa.
  • Incorpora software de contabilidad, que te facilitará la gestión de tus impuestos y facturación.
  • Formación continúa. Tu asesoría online, te ofrecerá cursos periódicos sobre materias que se encuentren de actualidad, proporcionando la orientación necesaria para que puedas comprender los conceptos y contenidos.

Reflexión final

Como valores añadidos, es importante que tu asesor vaya al compás del progreso, siendo capaz de ofrecerte un servicio integral de gestión de impuestos, contabilidad, facturación y asesoramiento adaptado a tu negocio y a tu bolsillo.

Y recuerda que, si no te sientes correctamente atendido por tu asesor, no tienes la relación que te gustaría, tienes la sensación de que molestas cuando le realizas una consulta, tu asesor no te habla en un lenguaje que tú puedas comprender o no te queda claro el precio que pagas por los servicios que te ofrece, lo mejor será que des el paso y finalices la relación, superando el temor que puedas tener al cambio de asesoría.

 

¿Te ha parecido interesante el artículo?