El nuevo régimen del autónomo colaborador

El nuevo régimen del autónomo colaborador

El nuevo régimen del autónomo colaborador

En primer lugar y antes de adentrarnos en el nuevo régimen que afecta a la figura del autónomo colaborador, vamos a pasar a explicarte resumidamente quién se considera autónomo colaborador.

El autónomo colaborador es un familiar del trabajador autónomo titular que convive y trabaja con él. Puede tratarse de su cónjuge o de un familiar hasta el segundo grado de consaguinidad.

Qué requisitos debe reunir el autónomo colaborador

Trabajar en dependencia del trabajador autónomo titular de la actividad económica o profesional. Como ya hemos adelantado, el autónomo colaborador debe tener una estrecha relación de afectividad o que se trate de un familiar hasta el segundo grado de consaguinidad.

2 grado de consaguinidad

 

El autónomo colaborador debe ser mayor de 18 años.

Los menores de 16 años no podrán ser considerados autónomos colaboradores porque no pueden trabajar de forma legal según las disposiciones contenidas en el Estatuto de los Trabajadores.

 Los autónomos colaboradores deben pertenecer a la unidad familiar y acreditar que están empadronados en el mismo domicilio que el autónomo titular de la actividad.

Deberán desarrollar una actividad en la empresa o negocio de una forma continuada, es decir, no se puede tratar de un trabajo temporal o esporádico.

No podrán estar contratados como personal asalariado por cuenta ajena en el mismo negocio. De igual modo, tampoco podrán tener la condición de trabajador asalariado.

El autónomo colaborador es un familiar del trabajador autónomo titular que convive y trabaja con él. Puede tratarse de su cónjuge o de un familiar hasta el segundo grado de consaguinidad.

En definitiva, es incompatible ser trabajador autónomo colaborador y trabajador empleado por cuenta ajena en el Régimen General de la Seguridad Social en la misma empresa o negocio. Por el contrario, sí que es posible estar dado de alta como autónomo colaborador y trabajar por cuenta ajena como empleado en otra empresa o con otro empresario distinto del autónomo titular del que depende el autónomo colaborador.

  Por último, el autónomo colaborador no puede haber estado de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos en los últimos 5 años inmediatamente anteriores al alta como autónomo colaborador.

Cómo darse de alta como autónomo colaborador

Para poder tramitar el alta como autónomo colaborador no será necesario el registro de alta en la Agencia Tributaria ya que es suficiente con tramitar el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social.

Solicitar alta

Será imprescindible presentar el modelo TA.0521/2 en la Seguridad Social, es decir, este modelo es específico para solicitar el alta en el régimen especial de autónomos (familiar colaborador del titular de la explotación)

Modelo autónomo colaborador

¿Qué documentación se debe presentar?

  1. Libro de familia
  2. Documento Nacional de Identidad
  3. Copia del alta en la Agencia Tributaria del trabajador autónomo titular de la actividad
  4. Solicitud de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos mediante el modelo TA.0521/2

Cuáles son las obligaciones fiscales que ha de cumplir el autónomo colaborador

El autónomo colaborador deberá declarar sus ingresos de la misma manera que un trabajador por cuenta ajena, es decir, como si se tratara de un asalariado.

Por este motivo, declarará sus ingresos como si se tratara de un rendimiento del trabajo en su declaración de renta anual y no como actividad económica.

No tiene la obligación de liquidar el IVA de forma trimestral (modelo 303) ni tampoco tendrá que realizar retenciones a cuenta del IRPF, estando exonerado de presentar el modelo 130 de autoliquidación de los pagos fraccionados del IRPF.

Te contamos en qué consiste el nuevo régimen del #autónomo colaborador Clic para tuitear

Como podrás ver, a los efectos de la Tesorería General de la Seguridad Social los autónomos colaboradores forman parte del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, sin embargo para la Agencia Tributaria deben tributar como si se tratara de trabajadores por cuenta ajena.

Qué obligaciones tiene el autónomo titular de la actividad respecto del autónomo colaborador

  • El autónomo titular de la actividad es la persona obligada al pago regular de las cotizaciones a la Seguridad Social y, por tanto, se ha de responsabilizar de realizar los pagos de las cotizaciones mensuales.
  • Ha de pagar el salario que le corresponda al autónomo colaborador conforme a su categoría profesional y de acuerdo con lo establecido en el convenio vigente que le sea aplicable.

Cuáles son las bonificaciones del autónomo colaborador

Los autónomos colaboradores (quedan excluidos los autónomos societarios que ejercen su actividad exclusivamente a través de Sociedades Limitadas), tienen derecho a acogerse a las siguientes bonificaciones:

Bonificación del 50% de la cuota de autónomos durante los 18 meses posteriores al alta.

Esta bonificación se aprobó en la tramitación parlamentaria de la Reforma laboral de 2012. En definitiva, este medida permite que un autónomo pueda contratar a un familiar pagando 137€ mensuales en concepto de cuota de autónomo, en lugar de 275€ mensuales (en caso de elegir la base mínima de cotización)

Bonificación del 25% desde el mes 19 al 24.

Esta bonificación se aprobó en la Ley de promoción del empleo autónomo de 2015 y supuso 6 meses adicionales de bonificación pero sólo del 25%, con objeto de hacer más llevadera la transición hasta el pago de la cuota completa.

El autónomo colaborador deberá declarar sus ingresos de la misma manera que un trabajador por cuenta ajena, es decir, como si se tratara de un asalariado. Por este motivo, declarará sus ingresos como si se tratara de un rendimiento del trabajo en su declaración de renta anual y no como actividad económica.

La finalidad de esta medida es estimular la cotización de aquellos familiares de los autónomos, principalmente cónyuges e hijos, que actualmente no cotizan a pesar de trabajar en el negocio familiar debido a las dificultades económicas que la crisis ha planteado a muchos pequeños negocios.

Esperamos que el contenido de este artículo te haya servido de ayuda.

 

Quizás también te interese La Obligación de cotización del autónomo

¿Te ha gustado este artículo?

[Total:5    Promedio:5/5]