La cotización del autónomo

La obligación de cotización del autónomo

¿En qué consiste la cotización del autónomo?

Todos sabemos que el trabajador autónomo es aquel profesional o empresario independiente que lleva a cabo, por cuenta propia, una actividad industrial, comercial, de servicio o profesional, de manera habitual, directa y personal a cambio de un precio.

Por ello, si has decidido iniciar una actividad como trabajador autónomo, también debes saber que tienes la obligación de cotizar al sistema de la Seguridad Social desde el primer día del mes que inicies tu actividad.

La obligación de cotización del autónomo

Anteriormente a la aprobación de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo de 2017, la obligación de cotización del autónomo tenía carácter mensual. Es decir, se pagaba la cuota de autónomo por mes completo, independientemente del número de días que hubieras estado dado de alta ese mes.

La entrada en vigor de la citada Ley, modificó esta cuestión. Actualmente, si te das de alta o baja como autónomo en un mes incompleto, solo tienes que pagar la parte proporcional del mes en concepto de cuota de autónomo.

Qué es la cotización del autónomo y la tarifa plana Clic para tuitear

Lo habitual es que el importe de la cuota sea cargado en tu cuenta corriente a final de mes.

Para tu comodidad, puedes domiciliar el pago en tu entidad financiera y en las Administraciones dependientes de la Tesorería General de la Seguridad Social o por Internet, a través de la Oficina Virtual de la Seguridad Social.

¿Qué cantidad tienes que ingresar?

Otra de las novedades que entraron en vigor en 2018 fue la ampliación de la denominada «Tarifa plana del autónomo». La medida se centró en extender la cuota reducida para los autónomos que emprenden o reemprenden una actividad por cuenta propia.

¿Qué es la tarifa plana de cotización del autónomo?

La tarifa plana consiste en el pago de 60 euros mensuales para nuevos autónomos en lugar de los 286,15 euros que actualmente suponen la cuota mensual mínima. Se trata de una medida que busca fomentar el alta del trabajadores autónomos.

Se concede al autónomo la posibilidad de pagar una tarifa mensual de 60 euros en concepto de cotización en el RETA (Régimen Especial para Trabajadores Autónomos).

Lo normal es que al comienzo de tu actividad decidas cotizar por la base mínima, ya que debes tener en consideración que será un gasto fijo mensual que tendrás que abonar, independientemente de que obtengas o no ingresos.

Actualmente, si te das de alta o baja como autónomo en un mes incompleto, solo tienes que pagar la parte proporcional del mes en concepto de cuota de autónomo

En este caso, si has elegido una base mínima de cotización, es decir, 944,40 euros, resulta una cuota mínima de autónomos en 2020 que asciende a 286,15 euros.

Pero como resultado de la aplicación de la tarifa plana, la cuota a pagar será de 60 euros.

¿Qué requisitos debes cumplir para poder acceder a la tarifa plana?

Para poder disfrutar de la tarifa plana de 60 euros mensuales deberás cumplir una serie de requisitos, con independencia de la edad que tengas.

Los requisitos son los siguientes:

-No haber estado de alta como autónomo durante los dos años anteriores (3 años si ya has disfrutado de la tarifa plana anteriormente).

-Con anterioridad no debes haber recibido bonificaciones de la Seguridad Social como autónomo.

-No ser administrador de una sociedad mercantil.

-Incompatibilidad con la pluriactividad.

-Quedan excluidos los autónomos colaboradores.

¿Qué ocurre con la tarifa plana en caso de pluriactividad?

Puede ser que trabajes por cuenta ajena con un contrato laboral o estatutario y que, a la vez, quieras darte de alta como trabajador autónomo. Esta situación se denomina pluriactividad.

Imagina, por ejemplo, que ejerces como profesor en una academia, en virtud de un contrato laboral. En tu tiempo libre, decides dar clases particulares y para ello, solicitas el alta como autónomo en el RETA. Dado que estarás dado de alta como autónomo, te encontrarás en situación de pluriactiviad, ya que constarás de alta en el régimen general y en el especial de autónomos.

Es importante destacar que los autónomos que se encuentren en pluriactividad no pueden acogerse a la tarifa plana.

Sin embargo, el autónomo que se encuentre en situación de pluriactividad podrá acogerse a las distintas bonificaciones que prevé la normativa al respecto.

A grandes rasgos, para poder acogerse a estas bonificaciones es imprescindible que sea la primera vez que se da de alta en el RETA, y que se encuentre en situación de pluriactividad desde el momento en el que solicita el alta como autónomo.

El porcentaje de la bonificación en la cuota dependerá del tiempo que dedica a la actividad como autónomo.

Nuevos Autónomos contratados por cuenta ajena a jornada completa:

  • Primeros dieciocho meses de alta: hasta el 50% de la base mínima de cotización.
  • Segundos dieciocho meses de alta: hasta el 75% de la base mínima de cotización.

Nuevos Autónomos contratados por cuenta ajena a tiempo parcial, con una jornada superior al 50%:

  • Primeros dieciocho meses de alta: hasta el 75% de la base mínima de cotización.
  • Segundos dieciocho meses de alta: hasta el 85% de la base mínima de cotización.

El nuevo régimen de recargos por ingresos de la cuota de cotización fuera de plazo

Con la entrada en vigor de la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, se ha modificado el régimen de recargos en caso de ingresos de la cotización fuera de plazo.

En caso de que realices los pagos de tu cotización fuera del mes correspondiente, la Tesorería General de la Seguridad Social te aplicará un recargo del 10% o del 20% sobre la cuota, dependiendo del tiempo que te demores en ingresarlo.

Régimen de recargos

Con esta normativa se modulan los recargos por el ingreso que se produzca fuera de plazo de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos, reduciendo a un 10% el recargo aplicable si el abono se produce dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo de ingreso.

El recargo del 20% se aplica si se abonan las cuotas debidas dentro del segundo mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso.

 

¿Te ha parecido interesante este artículo?