Claves para crear un negocio como autónomo

Plan de negocio

Consejos al crear tu negocio como autónomo

Crear y poner en marcha un negocio no es tarea sencilla y, por eso, queremos compartir contigo algunas claves que entendemos son imprescindibles para tener éxito a la hora de montar un negocio como autónomo ¿Te animas a leerlos y ponerlos en práctica?

En primer lugar hay que ser consciente de que es posible que una idea de negocio no sea tan innovadora como uno creía. O, por el contrario, muchas veces se cae en el error de pensar que copiar una idea exitosa es suficiente para triunfar. Nada más lejos de la realidad. Vamos a ver cuáles son las claves a tener en cuenta para crear un negocio como autónomo.

Tener en cuenta los costes fijos

Es importante valorar si para crear el negocio se va a tener que sufragar una serie de costes fijos. A modo de ejemplo, con frecuencia se piensa que para crear un negocio no se va a requerir de una gran inversión inicial. Como emprendedor o emprendedora, seguramente vas a intentar evitar recurrir a fuentes de financiación.

Algunos consejos antes de crear un #negocio como #autónomo Clic para tuitear

Lo que no puede ocurrir es que no tengas en cuenta los costes fijos mensuales, que pueden ser iguales o incluso superiores a la inversión inicial. El resultado de no tener en cuenta esos costes fijos mensuales puede afectar significativamente a la continuidad de tu negocio.

Elegir entre realizar inversiones o subcontratar servicios

En el momento de crear un negocio los recursos suelen ser limitados, por este motivo, antes adquirir maquinaria y otros equipo de trabajo costosos, quizás resulte una buena opción subcontratar servicios.

Asesoría laboral

 

Existen muchísimos ejemplos de costes que a priori son fijos pero que, si se sabe dónde destinarlos, pueden resultar variables. Por ejemplo, en lugar de alquilar un local para desarrollar la actividad, puedes recurrir al alquiler puntual de espacios de coworking.

Calcular el punto muerto y el punto máximo

Antes de crear un negocio también es esencial para determinar la viabilidad de un proyecto, calcular el punto muerto y el punto máximo. El punto muerto o umbral de rentabilidad establece las ventas o beneficios que una empresa o autónomo debe alcanzar para no perder pero tampoco ganar dinero. Es decir, se emplea para ver si el empresario está trabajando por algo viable y coherente con el mercado o no.

El punto máximo, consiste en una situación “ideal” puesto que es la cifra que se puede llegar a alcanzar al conseguir el 100% de la capacidad de venta de la empresa. Es cierto que también nos puede echar hacia atrás en muchas ocasiones puesto que, en el hipotético caso de que se alcance ese punto, a veces el beneficio es tan pequeño que no vale la pena invertir tantos esfuerzos.

Elaborar un plan de negocio

Al final, subyacente a las claves para montar cualquier negocio con éxito se encuentra la planificación. Un error común en el momento de crear un negocio es lanzarse al vacío sin frenos y comenzar a llevar a cabo acciones sin una planificación previa. Además, siempre que se comienza un proyecto van a ir surgiendo nuevos problemas que no se habían previsto inicialmente. Por ello, la planificación resulta esencial para el éxito futuro de tu negocio.

Con la elaboración de un plan de negocio o plan de empresa podrás comprobar si el proyecto empresarial que tienes pensado llevar a cabo es viable técnica, económica y financieramente.

Contratar plan de negocio

Por lo tanto, te animamos a tenerlo en cuenta antes de ponerte manos a la obra sin una planificación previa.

La comunicación y el marketing del proyecto empresarial

No hay que olvidar que otra clave del éxito de un proyecto empresarial es la promoción del mismo. Por ello es importante dedicar esfuerzos a la comunicación y marketing del negocio desde un inicio.

Es recomendable reservar una parte del presupuesto para destinarlo al marketing digital con el objetivo de dar visibilidad a tu negocio en internet. Desarrolla una estrategia de marketing online a través de un plan de acción para convertir los objetivos en resultados para tu negocio.

El registro de la marca comercial

La marca es el signo que distingue en el mercado los productos o servicios de una empresa, ya sea ésta de carácter individual o social. Por lo tanto, es el signo distintivo que se va a utiizar para diferenciar en el mercado unos productos o servicios de los productos o servicios de los competidores.

Y es que, cuando dentro de una estrategia comercial el nombre del negocio o producto va a jugar un papel muy importante, resulta muy conveniente protegerlo. De esta forma, evitarás que la competencia u otras personas puedan hacer uso de tu marca o nombre comercial o incluso arrebatarte tu propia marca.

Oficina española de patentes y marcas

El registro de marca otorga a la empresa el derecho exclusivo a impedir que terceros comercialicen productos idénticos o similares con la misma marca o utilizando una marca tan similar que pueda crear confusión, en términos similares a las patentes.

Registrar mi marca

 

Finalmente, es aconsejable consultar siempre a un profesional antes de lanzarse a invertir parte de los ahorros en crear un negocio. Vale la pena invertir una pequeña parte del presupuesto en estudiar la viabilidad del proyecto y recibir ayuda profesional antes que perderlo todo.

 

¿Te ha gustado este artículo?

[Total:2    Promedio:5/5]