Impuestos en el crowdfunding o micromecenazgo

Impuestos en el crowdfunding o micromecenazgo

El crowdfunding o micromecenazgo

Antes de empezar a hablar de los impuestos en el crowdfunding, os explicaremos brevemente en qué consiste este mecanismo colaborativo de financiación de proyectos.

El crowdfunding también es conocido con el nombre de micromecenazgo o financiación colectiva y se basa en poner en contacto promotores de proyectos que buscan financiación, con inversores o interesados en contribuir económicamente en dichos proyectos.

En España, el crowdfunding o micromecenazgo recibe formal y legalmente el nombre de plataformas de financiación participativa, y se regula por el Título V de la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial.

Según el artículo 46 de dicha ley, que define las plataformas de financiación participativa:

“Son plataformas de financiación participativa las empresas autorizadas cuya actividad consiste en poner en contacto, de manera profesional y a través de páginas web u otros medios electrónicos, a una pluralidad de personas físicas o jurídicas que ofrecen financiación a cambio de un rendimiento dinerario, denominados inversores, con personas físicas o jurídicas que solicitan financiación en nombre propio para destinarlo a un proyecto de financiación participativa, denominados promotores.”

Los tipos de micromecenazgo o crowdfunding existentes son:

  • Donación
  • Microcrédito o préstamo
  • Contraprestación o entrega de bienes
  • Entrega de acciones o participaciones

Cabe añadir que la ley establece que no tienen consideración de plataformas de financiación participativa aquellas en las que la financiación que se obtiene para los promotores proviene exclusivamente de las donaciones, la venta de bienes y servicios, o los préstamos sin intereses.

¿Se pagan impuestos en el crowdfunding?

Si buscas financiación para un proyecto y has pensado en poner en marcha una plataforma de financiación participativa, tendrás que tener en cuenta los impuestos en el crowdfunding.

Una vez presentes tu proyecto y establezcas tu objetivo de financiación, solicitarás dinero que recaudarás a partir de inversores que ofrecen financiación a cambio de un rendimiento dinerario.

Te explicamos qué #impuestos se pagan en el #crowdfunding Clic para tuitear

De todo el dinero que consigas recaudar, tienes que tener en cuenta que una parte tendrás que destinarlo a pagar impuestos a Hacienda. Pero no sólo eso, sino que también deberán tributar aquellos que hayan contribuido a tu campaña de crowdfunding.

Así que la respuesta a la pregunta de si se pagan impuestos en el crowdfunding es que sí.

¿Qué impuestos se tienen que pagar?

De la consulta vinculante V2831-13 de la Agencia Tributaria, con fecha 26/09/2013, se extraen las siguientes conclusiones respecto a los promotores de proyectos, es decir, los que reciben las aportaciones dinerarias:

Impuestos en el crowdfunding

Por otra parte, respecto a aquellos que aportan el dinero a los proyectos, en caso de que la aportación que realicen devengue intereses, deben incluirlos como rendimiento del capital mobiliario en la base imponible del IRPF.

Si estas pensando en recabar dinero para poner en marcha tu idea de negocio a través de crowdfunding, no olvides que siempre es recomendable que te dejes asesorar por un experto fiscal.

Por último, también cabe recordar que algunos de los promotores de proyectos que recurren a las plaformas de financiación participativa, manifiestan que desarrollan una actividad profesional y, por lo tanto, deberían estar dados de alta como autónomos en Hacienda y en la Seguridad Social.

También te puede interesar la tributación de los bienes de segunda mano.

 

¿Te ha gustado este artículo de nuestro blog?

[Total:2    Promedio:5/5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.