Concesión de la nacionalidad portuguesa por origen sefardí

Nacionalidad portuguesa con origen sefardí

Otra oportunidad para obtener pasaporte de un país europeo

El 1 de octubre de 2019 finalizó el plazo para aplicar a la nacionalidad española por origen sefardí. Sin embargo, si consigues demostrar que tienes un origen sefardí, aún estás a tiempo de optar a conseguir la nacionalidad portuguesa.

El gobierno portugués publicó el 27 de febrero de 2015 el Decreto-Ley nº 30-A/2015, mediante el cual se permite la concesión de la nacionalidad portuguesa por naturalización a los descendientes de judíos.

De esta forma, obtener la nacionalidad portuguesa es una opción para aquellas personas que no pudieron realizar el trámite de la nacionalidad española. El hecho de poder conseguir la nacionalidad portuguesa te habilitará para tener un pasaporte europeo, siempre y cuando puedas probar el origen sefardí portugués.

El origen sefardí y la nacionalidad portuguesa

Para saber si eres descendiente de sefardíes originarios de Portugal, es necesario que sepas qué se entiende por “sefardí”. Por judío sefardí debemos entender a aquellas comunidades judías pertenecientes a la Península Ibérica, ya sea Portugal o España.

Certificados del Registro Civil

El nombre “Sefarad” significa “Hispania” y España y Portugal fueron países de grandes comunidades judías. A finales del siglo XV, cuando a los judíos se les concedieron tres meses para abandonar tierras españolas si no se convertían al catolicismo, Portugal aplicó inicialmente una política contraria, de acogimiento y protección.

Cómo acreditar la condición de #sefardí para obtener la #nacionalidad portuguesa Clic para tuitear

La mayoría de judíos que se encontraban en España en ese momento, se refugiaron y asentaron en Portugal. Pero el incremento masivo de la comunidad judía provocó, posteriormente, una reacción contraria y, el rey Manuel I de Portugal, acabó ordenando la expulsión de aquellos judíos que no se convirtieran al catolicismo.

Diferencias entre la ley española y la ley portuguesa

La solicitud de la nacionalidad portuguesa por origen sefardí resulta más sencilla y se diferencia del trámite de nacionalidad española por cuanto:

  1. La ley portuguesa no exige que el soliciante hable o conozca el idioma portugués y no requiere de la realización de un examen de idioma ni de cultura.
  2. No es necesario que el solicitante se encuentre en Portugal para la firma del acta de notoriedad, ya que la ley permite que se designe a un apoderado para la firma.
  3. Inexistencia de plazo para la solicitud. La ley no establece fecha de caducidad (a diferencia de la española), lo que implica que las personas van a poder realizar este trámite cuando deseen.
  4. La ley no concede la ciudadanía a los hijos menores de edad que hayan nacido antes que el padre o la madre sefardí obtuviera la nacionalidad portuguesa.

Cómo obtener la nacionalidad portuguesa por origen sefardí

La petición de la nacionalidad portuguesa se presentará en el Ministerio de Justicia de Portugal, acompañando la siguiente documentación, entre otra:

  • Certificado de nacimiento apostillado.
  • Libro de familia del solicitante o, en su defecto, los certificados de nacimiento de los padres del solicitante.
  • Documento que certifique el origen sefardí.
  • Certificado de antecedentes penales apostillados y traducidos al idioma portugués (del lugar en donde se haya residido más de tres meses en los últimos cinco años).
  • Fotocopia del pasaporte.

En cuanto al certificado de ascendencia sefardí, éste debe ser emitido por las Comunidades Judías de Oporto y/o Lisboa.

Es en este punto donde una investigación genealógica de tus antepasados te puede resultar de gran ayuda. De esta forma podrías justificar que perteneces al linaje sefardí de origen portugués.

En Genealia® podemos realizar un estudio genealógico de antepasados y elaborar un informe completo, documentado y referenciado bibliográficamente, para que puedas probar tu origen sefardí.

Dispondrás de un importante medio probatorio de tu condición de sefardí originario de Portugal. Aunque no olvides que cuantos más medios probatorios presentes, mejor.

 

¿Te ha gustado este artículo?

[Total:0    Promedio:0/5]