Prórroga de los ERTE y de las ayudas para autónomos 2021

Prórroga de los ERTE

La actual prórroga de los ERTE (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo) finaliza el 31 de mayo de 2021.

En este sentido, el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto-ley 11/2021, de 27 de mayo, sobre medidas urgentes para la defensa del empleo, la reactivación económica y la protección de los trabajadores autónomos.

Y este Real Decreto-ley incluye la prórroga de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta el 30 de septiembre de 2021.

También incluye la extensión de las ayudas por cese de actividad para trabajadores autónomos.

Prórroga de los ERTE hasta el 30 de septiembre de 2021

Se prorrogan los ERTE de Fuerza Mayor COVID-19, basados en causas relacionadas con la situación por la pandemia del coronavirus, hasta el 30 de septiembre de 2021.

Concretamente, se ha establecido una prórroga de los expedientes temporales por fuerza mayor para determinados sectores económicos, y las dos figuras de ERTE de impedimento y limitación de actividad.

Se actualiza de nuevo la relación de sectores a los que son aplicables las exoneraciones de cuotas de la Seguridad Social previstas para los ERTE por Fuerza Mayor (o ERTE-ETOP derivados de los primeros). Cabe destacar la incorporación del código 1419 de la CNAE, correspondiente a la confección de prendas de vestir y accesorios.

Se aplican las medidas de flexibilidad adoptadas desde el comienzo de la crisis causada por la COVID-19, en los términos previstos en el Real Decreto-ley 2/2021. También las medidas extraordinarias en relación a la exoneración en las cotizaciones a la Seguridad Social por parte de las empresas.

Por otra parte, se prorrogan las medidas extraordinarias en materia de protección por desempleo de las personas trabajadoras recogidas en el Real Decreto-ley 30/2020.

Además, se mantiene la prohibición expresa de despedir por causa de COVID a trabajadores de empresas que estén acogidas a un ERTE.

Prórroga de las ayudas a autónomos hasta el 30 de septiembre de 2021

Las prestaciones extraordinarias vigentes para autónomos que no pueden ejercer su actividad con normalidad, también se van a mantener hasta el 30 de septiembre de 2021.

Exención parcial de las cotizaciones

Cabe destacar que, además, a partir del 1 de junio de 2021 se contemplan exoneraciones parciales de las cuotas a la Seguridad Social para aquellos autónomos que estuvieran percibiendo el 31 de mayo alguna de las prestaciones por cese de actividad previstas en los artículos 6 y 7 del Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero.

Prestación extraordinaria por cierre sobrevenido (art. 6 Real Decreto-ley 11/2021)

A partir del 1 de junio de 2021, los autónomos que se vean obligados a suspender su actividad como consecuencia de una resolución adoptada por la autoridad competente como medida de contención en la propagación del COVID-19, o mantengan por los mismos motivos la suspensión de su actividad, tendrán derecho a una prestación extraordinaria por suspensión de actividad.

La cuantía de esta prestación será del 70 % de la base mínima de cotización que corresponda por la actividad desarrollada. Pero si dos o más miembros de la misma familia, que convivan juntos, tienen derecho a esta prestación, será del 40% de la base mínima de cotización.

Durante el tiempo que permanezca la actividad suspendida se mantendrá el alta como autónomo, pero el trabajador autónomo estará exonerado de pagar la cuota a la Seguridad Social. A pesar de ello, el periodo durante el cual el autónomo esté exento de cotizar, se entenderá como cotizado.

Esta ayuda es compatible con el trabajo por cuenta ajena, siempre que los ingresos del trabajo por cuenta ajena sean inferiores a 1,25 veces el importe del salario mínimo interprofesional (SMI).

Prestación por cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia (art. 7 Real Decreto-ley 11/2021)

Por otra parte, a partir del 1 de junio de 2021, los autónomos que a 31 de mayo de 2021 vinieran percibiendo la prestación por cese de actividad compatible con el trabajo por cuenta propia regulada en el artículo 7 del Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero y no hubieran agotado los periodos de prestación previstos en el artículo 338.1 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, podrán continuar percibiéndola hasta el 30 de septiembre de 2021, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

  • que su facturación del segundo y tercer trimestre de 2021 caiga el 50%, en relación al segundo y tercer trimestre de 2019
  • no haber obtenido durante el segundo y tercer trimestre de 2021 unos rendimientos netos computables fiscalmente superiores a 7.980 euros

Para el cálculo de la reducción de ingresos, se tendrá en cuenta el periodo en alta en el segundo y tercer trimestre de 2019 y se comparará con el segundo y tercer trimestre de 2021.

Por lo tanto, quien a 31 de mayo de 2021 viniera percibiendo la prestación contemplada en el artículo 7 del Real Decreto-ley 2/2021, de 26 de enero, solo podrá cobrar esta nueva prestación si no ha consumido la totalidad del periodo previsto en el artículo 338.1 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Durante el tiempo que estén percibiendo la prestación, los autónomos deberán pagar las cotizaciones a la Seguridad Social. Pero la mutua colaboradora le abonará, junto a la prestación por cese de actividad, el importe de las cotizaciones por contingencias comunes.

Prestación extraordinaria de cese de actividad por reducción de ingresos (art. 8 Real Decreto-ley 11/2021)

Los autónomos que no cumplen los requisitos para acceder a la prestación que acabamos de explicar, ni al cese ordinario, pueden solicitar una prestación extraordinaria.

La cuantía de esta prestación extraordinaria será del 50% de la base mínima de cotización.

Los requisitos principales, en este caso, son:

  • acreditar en el segundo y tercer trimestre del 2021 unos ingresos de la actividad por cuenta propia inferiores a los habidos en el primer trimestre del 2020
  • no tener unos rendimientos netos computables en esos seis meses de 2021 superiores a 6.650 euros

Los autónomos que cobren esta prestación no tendrán que pagar las cuotas a la Seguridad Social, computando como período cotizado.

La mutua colaboradora abonará a los autónomos, junto con la prestación por cese de actividad, el importe correspondiente a las cotizaciones por contingencias comunes.

Prestación extraordinaria de cese de actividad para los trabajadores autónomos de temporada (art. 9 Real Decreto-ley 11/2021)

Finalmente, se mantiene la ayuda a los trabajadores autónomos de temporada, que supone una cuantía de un 70% de la base mínima y requiere no tener ingresos superiores a 6.650 euros en el segundo y tercer trimestre de 2021.
Otros requisitos son haber estado de alta y cotizando como autónomo durante un mínimo de 4 meses y un máximo de 7 meses de cada uno de los años 2018 y 2019 siempre que, al menos, en ese marco temporal se haya estado de alta 2 meses de junio y septiembre del año 2018 y del año 2019.

Además de no haber estado de alta por cuenta ajena durante más de 120 días durante 2018 y durante 2019, y no haber estado de alta más de 60 días durante el segundo y tercer trimestre de 2021.