Qué hacer si recibes una notificación de Hacienda

Notificación de Hacienda

En este artículo explicaremos qué hay que hacer cuando recibimos una notificación de Hacienda (Agencia Tributaria), ya sea porque recibamos una carta físicamente (en papel) o porque accedamos a la notificación de forma electrónica.

Notificación de Hacienda: en papel y electrónica

Generalmente, si la Agencia Tributaria te envía una notificación a tu domicilio es para informarte de alguna cuestión como, por ejemplo, el inicio de un proceso, o solicitarte que aportes documentación. A diferencia de lo que se acostumbra a creer, no tiene por qué tratarse necesariamente de una mala noticia.

Si intentan entregarte una notificación y en ese momento no te encuentras en tu domicilio, realizarán un segundo intento en el plazo de tres días y en una hora distinta. Si, finalmente, tampoco pudieran entregarte la notificación en este segundo intento, te dejarán un aviso en el buzón. Y si a pesar de ello tampoco la Agencia Tributaria tampoco lograra contactar contigo, publicará la notificación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Por otra parte, determinadas sociedades y entidades (por ejemplo, las sociedades limitadas y las comunidades de bienes, entre otras) tienen la obligación de recibir las notificaciones por vía electrónica. En este caso, cuando las reciben en su buzón, se consideran notificadas a los diez días.

Queremos destacar que la actuación por tu parte ante una notificación de Hacienda variará en función del tipo de notificación. Es decir, resulta importante distinguir entre los diferentes tipos de notificación que puede enviar Hacienda, para tener claro cómo actuar en cada caso. Por lo tanto, a continuación vamos a repasarlos.

Carta comunicativa

Se trata de una notificación informativa que la Agencia Tributaria te envía por correo certificado, pero sin esperar respuesta ni otra intervención por tu parte. Resulta importante que la recibas y firmes la recepción de la misma, así como que la leas con atención. Si no la recibes, se publicará el hecho en el Boletín Oficial del Estado.

Por otra parte, ten en cuenta que en el momento que la recibas, la Agencia Tributaria considera que te das por enterado/a de la información que te ha enviado. Por lo tanto, si tienes dudas acerca del contenido de la carta, es preferible que solicites ayuda por parte de una asesoría fiscal especializada en estas cuestiones.

Comprobación limitada

En este caso, la Agencia Tributaria lleva a cabo una comprobación de datos. Cabe tener en cuenta que dentro de las comprobaciones limitadas se encuentran tres tipos de notificaciones:

  • Requerimiento: Hacienda te pide que presentes cierta información y/o documentación para justificar que los datos que has declarado son correctos.
  • Propuesta de liquidación: la Agencia Tributaria te notifica que ha modificado o corregido alguna declaración que has presentado. Puedes estar o no de acuerdo con los cambios que te proponen. Si no estás de acuerdo, lo que tienes que hacer es presentar alegaciones dentro del plazo que te indican en la notificación.
  • Resolución de procedimiento: se trata de la resolución emitida por Hacienda en relación a los dos tipos anteriores de comprobaciones. Igualmente, si no estás de acuerdo con la resolución, puedes recurrir dentro del plazo que te indican en el documento.

Providencia de apremio

Este tipo de notificación de Hacienda lo recibes en caso de que exista alguna deuda tributaria. Es el procedimiento que utiliza la Agencia Tributaria para poder cobrar esa deuda cuando ya ha finalizado el plazo de pago voluntario establecido.

Debes tener presente que conlleva un recargo y, además, los intereses correspondientes por haberte retrasado en el pago de la deuda.

Si te interesa saber más sobre este tipo de notificación, puedes leer nuestro artículo sobre el procedimiento de apremio.

Diligencia de embargo

Esta notificación se produce cuando tienes una deuda, generalmente con proveedores, trabajadores o arrendadores, y Hacienda te solicita información sobre esos pagos. Además, te exige el embargo y que los ingreses en el Tesoro Público.

Por lo tanto, es muy importante contestar a la notificación de Hacienda dentro del plazo establecido y facilitar la información sobre las deudas existentes en ese momento, para evitar posibles sanciones.

GESTIÓN DE NOTIFICACIÓN DE HACIENDA
En Asesoría Genealia® somos asesores fiscales. Presentamos escritos de respuesta y alegaciones a las notificaciones de Hacienda. Contrata online el servicio de RESPUESTA A UNA NOTIFICACIÓN DE HACIENDA.
Después de haber informado a la Agencia Tributaria, deberás realizar el pago de las cantidades embargadas. Este pago lo tendrás que efectuar directamente al Tesoro Público.

Inspección fiscal

Las notificaciones de inspección fiscal son, generalmente, de las más temidas por los contribuyentes. Pero es cierto que te puede haber tocado a ti de forma aleatoria o que solo se trate de aclarar alguna duda y, si has hecho bien las cosas, no tienes por qué preocuparte.

Si recibes este tipo de notificación de Hacienda, ten en cuenta que te están avisando de que se inicia un procedimiento de investigación y te citarán para que te presentes ante este organismo. Te tocará presentar la documentación que sea necesaria para defender tu posición y rebatir los datos fiscales de los que la Agencia Tributaria dispone, si crees que son incorrectos.

Finalmente, tendrás que esperar a que Hacienda resuelva sobre la investigación llevada a cabo.

Expediente sancionador

Finalmente, si recibes una notificación de expediente sancionador es porque no has cumplido debidamente con las normas tributarias. Dicho de otra forma, has cometido alguna infracción y, por ello, Hacienda te ha abierto un expediente sancionador.

Cómo contestar a una notificación de Hacienda

Una vez hayas leído la notificación que te ha enviado la Agencia Tributaria y las instrucciones que incorpora, tendrás que preparar la respuesta, en el caso que corresponda. En la propia notificación, Hacienda explica cómo hacerlo y el plazo de tiempo del que dispones para ello.

Aunque también tienes las opciones de presentar tu escrito enviándolo por correo postal y también solicitando cita en una oficina de la AEAT para acudir presencialmente a entregarlo. Obviamente, estas dos opciones son más lentas que la señalada en el párrafo anterior.
Sobre todo, recuerda tener presente el plazo legal del que dispones para contestar a la notificación de Hacienda y que puedes consultar en la misma.

 

¿Compartes esta información?